martes, 1 de mayo de 2018

Historia de un nido de chiflón

A comienzos de octubre mi compañero de trabajo en la Cooperativa Eléctrica de Monte, Walter López, me avisó que en el campo familiar donde vive  había un nido de chiflón (Syrigma sibilatrix), más conocido como garza chiflona o garza silbona donde vivo. Estas garzas hacen el nido sobre las ramas de los árboles, lejos del agua ya que son de hábitos muy acuáticos y muchas veces cerca de casas, como en el caso del campo de Walter que las vio anidar varios años en su propiedad.
Así que luego que me comenta esto a los pocos días me voy a ver si estaban para poder tomarle algunas fotos. La primera vez que fui fue el 5 de octubre de 2017, solo había unos adultos que se alteraron un poco cuando estuvimos debajo del  eucalipto donde tenían el nido, miraban desconfiadas y luego salían volando para dar unas vueltas y retornar, quizás estuvieran empollando por esa fecha.





Volví a lo de Walter el 3 de noviembre y me encontré con pichones que quizás ya habían nacido a mediados del mes anterior; para fotografiarlos apoyé una escalera hasta el nido pero estuve incómodo y tomé las fotos sin saber bien a que enfocaba ya que las tomé con la mano extendida. No quedé demasiado conforme con el resultado, me prometí revancha unos días más tarde.
Los pichones eran 3, había una leve diferencia de desarrollo entre ellos, eran agresivos ante la proximidad de mi cámara y tiraban picotazos al aire para amedrentarme en algunas ocasiones, aunque mayormente permanecían quietos observándome.








Nuevamente retorné hacia el nido e hice unas fotos del lugar para mostrar el sitio de anidación el día 10 de noviembre. Ya no estaba más uno de los pichones, quizás se cayó un día de viento, por un mal movimiento, inclinación del nido o tal vez por competencia con sus otros hermanos. Creo que mejoré un poco las fotos aunque no es tan fácil estando alto subido a una escalera y con tantas sombras de ramas y hojas próximas que hacían contraluces y fondos complicados.
Eucalipto donde estaba el nido

Horqueta donde estaba el nido







El día 23 de noviembre retorné por última vez al nido; Walter ni su familia estaban en su casa, así que lo único que hice fueron unas fotos desde abajo, ademas los pichones estaban grandes y se hubieran alertado mucho más que cuando eran más pequeños; estaban los dos que me miraban algo despreocupados desde lo alto, seguramente en una o dos semanas estimo abandonaron el nido y comenzaron a hacer su propio camino.


3 comentarios:

  1. This is a wonderful series, Hernán, especially being able to capture the young in the nest. Congratulations. Fine job!

    ResponderEliminar
  2. Hola Hernán. Me encantaron las fotos de los pichones. Aprecio especialmente a esta garza porque me acompañó durante años de trabajo en el campo, en Santa Lucía, Uruguay. Pero fue en Paraguay donde aprendí a llamarla por su nombre guaraní, que me parece especialmente hermoso. Kuarahy Mimby , la Hija del Sol.

    Abrazo y gracias por compartir tanto...

    ResponderEliminar
  3. Me alegra mucho que te gusten las fotos, también pra mi es una garza apreciada. Muy bueno el aporte del nom,bre en guaraní no lo conocía. Saludos

    ResponderEliminar