lunes, 19 de junio de 2017

Atajacaminos ñañarca (Systellura longirostris)

ORDEN CAPRIMULGIFORMES
FAMILIA CAPRIMULGIDAE
Status de conservación según BirdLife: preocupación menor

Habita campos semiabieros, lugares pedregosos, montes y bordes de montes.
Es de hábitos nocturnos y crepusculares, suele vérselo de noche posado sobre los caminos  y huellas en el campo, sus ojos brillan si se los ilumina. De día confía en su camuflaje críptico y suele permanecer inmóvil aunque su observador esté a su lado. Cuando se asusta hace vuelos cortos y trata de pasar desaparecido en la vegetación. Posa también sobre árboles.
Se alimenta de insectos que captura en vuelos cortos durante la noche o las horas del crepúsculo. Las vibrisas sobre su pico sirven como una especie de red para atrapar los insectos que captura, principalmente polillas nocturnas.
Ambos sexos poseen plumaje similar, se diferencian en que la hembra no posee banda blanca en la cola y la garganta es de coloración café pálido, que en el macho es más oscura.
Hace su nido en el suelo sin ninguna clase de protección, en sitios con pastos cortos. La hembra pone dos huevos color terroso con pintas oscuras a mediados de primavera.
Mide 25 cm de longitud
Cañuelas, Buenos Aires


sábado, 17 de junio de 2017

Críptica

Una especie que no he mostrado mucho en este sitio pero si en el otro que es Aves Bonaerenses es el inambú común (Nothura maculosa), más conocida en la zona pampeana como "perdíz chica" aunque no tiene nada que ver con las perdices, solo tienen una forma de vida similar y aspecto parecido debido a que tienen un nicho ecológico parecido, eso se llama evolución convergente; su pariente más cercano entre todas las aves es el ñandú.
Esta ave se ve habitualmente andar caminando en las calles de campo y al aproximarse los vehículos se van dirigiendo hacia las orillas para perderse en los pastos; si están acostumbradas al paso de autos no se esconden solo lo hacen si uno va frenando. Es fácil verlas pero parar cerca y fotografiarlas es una lotería. Muchas veces se internan en los pastos altos y se pierden de vista, otras se quedan tratando de mimetizarse entre la vegetación pero al detenerse cerca un observador en su coche salen corriendo o volando bajo. Salir del vehículo caminando es más complicado, las aves se asustan más, pero a veces la suerte está del lado del observador y permanecen echadas en el pasto bajo a la orilla del camino, confiando en su plumaje críptico que las hace desaparecer de la vista de  sus posibles depredadores; es muy difícil, casi imposible detectarlas entre los pastos si uno no las vio previamente caminar hacia ellos; es normal que una persona se sorprenda al salir volando con su característico batido de alas intenso y sibilante a escasos 2 o menos metros de distancia sin que se haya percatado de su presencia anteriormente.
A este inambú lo fotografié en la zona rural del partido de Monte desde la ventanilla de mi auto hará cosa de un mes, me dejó hacer varias fotos antes que se escondiera.






miércoles, 14 de junio de 2017

Canastero en Punta Tombo

Un ave muy común en los arbustos de la estepa del oriente chubutense es el canastero coludo (Asthenes pyrrholeuca) aunque no es tan común verlo despejado, siempre anda semi oculto entre el follaje, en busca de insectos con los que se alimenta.
Este a pesar de haberlo tenido muy próximo en varias ocasiones se confundía reiteradamente con la vegetación, además de no estarse quieto un segundo, l oque dificultaba aún más la toma. Luego de varios intentos desistí en mejorar las fotos de las que no quedé muy conforme para salir en búsqueda de nuevas aves por las costas de Punta Tombo.





domingo, 11 de junio de 2017

Cocineras de Punta Tombo

Unas aves que estuvieron muy tranquilas y de seguro acostumbradas a ver gente que no las molesta demasiado eran unos ejemplares de gaviota cocinera (Larus dominicanus) que descansaban plácidamente en las barandas de madera donde comienza la última pasarela en la Reserva Natural Punta Tombo.
Pude acercarme con cautela y las aves me toleraron muchísimo, pudiendo retratar a dos de ellas que permanecieron más que el resto, haciendo varios retratos que ojalá sena de su agrado.









viernes, 9 de junio de 2017

Petreles comiendo un pingüino

Mientras recorría la senda que hay para los visitantes a la Reserva Natural Punta Tombo, en la última pasarela que hay al final, divisé dos petreles gigantes comunes (Macronectes giganteus) devorando a un pingüino patagónico (Spheniscus magellanicus). Estimo que las aves ya lo encontraron muerto  en el agua, no he sabido que pudieran matar a uno.
Estuvieron varios minutos devorando al pingüino hasta que luego se perdieron mar adentro.









martes, 6 de junio de 2017

Chingolo bañándose

El chingolo (Zonotrichia capensis) es tal vez la especie de ave más común en Argentina, se lo ve en casi todos los ambientes y climas, no podía faltar en la Patagonia y en un lugar como Punta Tombo.
Este ejemplar de la raza austral era muy confiado y bajó a beber y bañarse en un pequeño charco del sendero que hay par ver los pingüinos. Me permitió tomarle varias fotos a escasos metros sin molestarse en absoluto. en ese momento tenía el lente corto y no quise cambiarlo por temor  a que se fuera, no obstante eso pude tomar las imágenes que siguen a continuación desde un ángulo bajo casi cuerpo a tierra.






sábado, 3 de junio de 2017

Familia de pato vapor

En mi último viaje a la Reserva Natural Punta Tombo, donde finaliza el recorrido para visitante en una pasarela de madera tuve la suerte de ver por primera vez al quetro cabeza blanca (Tachyeres leucocephalus) también conocido como pato vapor de  cabeza blanca. Era una pareja con 6 pichones, nadando entre las rocas que sobresalían a pocos metros de la costa, amenazados por petreles gigantes comunes que intentaban atrapar a los pequeños en vuelos rasantes. Ante estos los padres los llevaron a la orilla y descansaron. Minutos antes vi como dos petreles devoraban un pingüino en las aguas del mar unos 50 metros más atrás, vistos también desde la pasarela; ese incidente lo mostraré en una próxima entrada.
Para mi fue una gran alegría ver esta especie de rango reducido, siendo que no es muy abundante y además fue un registro no solo con las crías sino que también fue mi primer registro de la especie, fue un "lifer" como le dicen ahora.








jueves, 1 de junio de 2017

Quetro cabeza blanca (Tachyeres leucocephalus)

ORDEN ANSERIFORMES
FAMILIA ANATIDAE
Status de conservación según BirdLife: vulnerable

Habita costas de mar en la porción norte de la Patagonia, entre sur de Río Negro y norte de Santa Cruz.
Se lo ve habitualmente en pareja y en época de cría con los pichones. Emprende un vuelo corto y bajo solamente si se siente amenazado.
Presenta dimorfismo sexual, el macho es ligeramente más grande y su cabeza es blanco y grisáceo con pico anaranjado, en cambio la hembra tiene cabeza pardo grisáceo y pico amarillo verdoso
Se alimenta de pequeños peces, moluscos, crustáceos y anélidos.
Nidifica en las costas de mar entre los arbustos, consistiendo en una depresión cubierta de plumas donde la hembra pone de 3 a 8 huevos color crema entre los meses de septiembre y diciembre.
Mide entre 61 y 74 cm

Comodoro Rivadavia, Chubut 
Comodoro Rivadavia, Chubut 

sábado, 27 de mayo de 2017

Pingüinera de Punta Tombo

Uno de los sitios más importantes para observar pingüinos en Argentina es la Reserva Natural Punta Tombo, donde hay una pingüinera de pingüino patagónico (Spheniscus magellanicus) con 200.000 parejas reproductivas que llegan en primavera, donde hacen nido en huecos en la tierra, especialmente debajo de la vegetación arbustiva o herbácea para protegerse de los vientos y el sol de verano. La pareja de pingüino es casi estrictamente monogámica y ambos crían a los pichones.
En Punta Tombo en el pasado se podía caminar por donde uno quisiera, pero ya hace bastantes años hay un sendero por el que los visitantes pueden circular y bajo la mirada de los guardafaunas, cosa que favorece a los pingüinos pero no tanto a los observadores y fotógrafos que solo tienen una restringida zona de observación, no obstante las oportunidades son muchas por la inmensa cantidad de aves que van del mar hacia sus nidos.
Fue mi  segunda visita a la reserva, el 29 de noviembre pasado, época propicia para ver nidos con padres cuidando de sus huevos y pichones de pocos días.
por la cercanía y confianza de estas aves con los humanos es posible tomar muchos retratos a corta distancia de ellos








También se los puede ver plácidamente acostados sobre su  vientre durmiendo siestas, acicalando su plumaje o al de un compañero, también vocalizando con un sonido similar al rebuzno de un burro. Un curioso comportamiento que vi fue el choque de picos de forma reiterada como si fueran espadachines, por cerca de un minuto, no llego a comprender del todo su propósito, posiblemente es un afianzamiento de vínculos de pareja.

"Choque de picos"

"Choque de picos"

Vocalizando

Vocalizando

Vocalizando

Acicalándose las plumas de la cola


Siesteando

Adulto e inmaduro acicalándose entre ellos
No es raro ver pingüinos en sus nidos, incluso al lado del sendero, imperturbables al paso de los visitantes. Se los ve asomar la cabeza o cuidando a sus pichones en sus nidos. Observar pichones no es tan fácil ya que están en el interior de los huecos y cubiertos por sus padres que les dan calor, no obstante algunos pocos pude observar en nidos al borde del sendero y que por un momento sus padres no cubrieron en su totalidad. El interior del nido es suavizado en ocasiones con materia vegetal, pude ver un pingüino llevar un manojo con su pico.


Pichón








Pichón y huevo no eclosionado, quizás ya en mal estado

Pingüino llevando pastos para suavizar el interior se su nido 
Pingüino durmiendo la siesta en el nido
Los pingüinos al salir del mar se trasladan una distancia importante teniendo en cuenta su caminar pausado; sus nidos se ubican hasta 500 y 600 metros de la costa. Es normal verlos atravesar el sendero y dirigirse a sectores de la estepa aledaña















SITUACIÓN GEOGRÁFICA


Longitud total del sendero: 1,4 km

Enlaces de interés:
Reserva Natural Punta Tombo
Punta Tombo (noviembre de  2016)