sábado, 18 de octubre de 2014

Yal negro (Phrygilus fruticeti)

ORDEN PASSERIFORMES
FAMILIA THRAUPIDAE
Status de conservación según BirdLife: preocupación menor
Su hábitat son las estepas arbustivas xerófilas de la Patagonia y oeste de Argentina. En invierno migra a zonas de menor altitud e incluso la llanura pampeana.
Se alimenta de semillas y ocasionalmente de algunos insectos pequeños. 
Mide  15 cm.
Anteriormente estaba clasificado en la familia Emberizidae
Juvenil

Macho inmaduro

Macho




Hembra



martes, 14 de octubre de 2014

Brasita de fuego (Coryphospingus cucullatus)

ORDEN PASSERIFORMES
FAMILIA THRAUPIDAE
Status de conservación según BirdLife: preocupación menor
Habita en montes y áreas arboladas. 
Se alimenta de semilla e insectos.
Presenta dimorfismo sexual, siendo el macho de una coloración un poco más llamativa que la hembra.
Suele ser asustadizo e inquieto pero en las regiones visitadas por mucha gente suele tolerar la presencia humana. Se lo ve solo, en parejas o grupos de  3  o 4.
Construye un nido en forma de taza con fibras entrelazadas, musgos, líquenes, nervaduras de hojas y telarañas, alojándolo entre el follaje. El interior está recubierto por pastos secos, plumas y hojas secas.
Realiza entre 2 y 3 posturas por temporada, donde pone entre 3 y 5 huevos de color blanco, que incuba por unos 14 o 15 días, siempre entre primavera y verano. Los pichones salen del nido a los 30 días
Es una especie perseguida en la zona, se los suele capturar como ave de jaula por su colorido. Mide 12.
(Fotografiado en Parque Nacional Iguazú, Misiones)

Anteriormente estaba clasificado en la familia Emberizidae




jueves, 9 de octubre de 2014

Tarde feliz en el bosque

El 13 de febrero de este año, visitando el Parque Nacional Lanín en horas de la tarde recorrí un camino que borde el lago Huechulafquen  y llegué cerca de su extremo oeste en Puerto Canoa, a poca distancia de la frontera con Chile.
Es un largo y sinuoso camino de ripio de más de  50 km longitud hasta llegar a la ciudad de Junín de los Andes. El tiempo de arribo fue más largo de lo que imaginaba y llegamos hasta Puerto Canoa en dos horas y fracción.
Se pasa en su extremo oriental de un ambiente propio de la estepa patagónica o al menos su zona de transición hasta el comienzo de los bosque andino-patagónicos.
La cantidad de aves observadas no fue muy grande, algunas comunes fueron algo esquivas, pero sin dudas lo mejor en cuanto a las aves fue que pude fotografiar relativamente cerca al carpintero gigante, que años anteriores no había podido siquiera ver. Pude avistar y fotografiar a ambos sexos este año y en dos localidades diferentes.
Los paisajes son hermosísimos, con un camino que vale la pena recorrer y en el que uno disfruta la conducción, aunque no alcanzan los ojos para ver todo, ya que hay que tener precaución. Pero sin dudas lo mejor fue haber entrado al sendero señalizado en un sector cercano al muelle y recorrerlo con mi familia, disfrutando no solo del bosque andino sino del sol que se colaba hasta el suelo por entre el follaje, dando tonos cálidos a pesar de estar fresco siendo verano. Allí lógicamente además pasear y observar todo nos detuvimos en un tocón de un árbol viejo y caído hace tiempo y disfrutamos de unos mates al solcito. Luego ya cerca del final del sendero vinieron las fotos más lindas como la de los carpinteros gigantes que mencioné antes, los carpinteros pitíos y unos picoleznas patagónicos muy curiosos que buscaban alimento sin cesar trepando y revisando la corteza de los enormes árboles.
Desde el propio muelle se tiene una vista espectacular de una playa con arena volcánica negra, un cerro cercano y hacia el norte se tiene una hermosa vista de la cima del volcán Lanín distante unos 10 km.
Sin dudas uno de los momentos más felices vividos en nuestras últimas vacaciones y que tengo grandes deseos de repetir en ese lugar lo más pronto posible.
Camino a Puerto Canoa

Cerro Los Ángeles


Playa negra


Uno de los muchos carteles del sendero

Bandurria austral (Theristicus melanopis)

Zorzal patagónico  (Turdus falcklandii)


Fío-fio silbón (Elaenia parvirostris)

Carpintero pitío (Colaptes pitius)


Picolezna patagónico (Pygarrhichas albogularis)


Carpintero gigante (Campephilus magellanicus) macho



Escucha...ahí está



Volcán Lanín



Cauquén real (Chloephaga poliocephala)

Mutisia naranja (Mutisia decurrens)




martes, 7 de octubre de 2014

Zorzal chalchalero (Turdus amaurochalinus)

ORDEN PASSERIFORMES
FAMILIA TURDIDAE
Estado de conservación según BirdLife: preocupación menor
Habita en arboledas, parques, montes o lugares cercanos, suele verse solitario o en parejas y en invierno en pequeños grupos dispersos.
Se alimenta de frutos, insectos, larvas y lombrices.
Parecido al zorzal colorado en forma aunque es un poco más estilizado y carece del plumaje anaranjado en el vientre.
Mide 21 cm.
RECS, Ciudad de Buenos Aires
Monte, Buenos Aires




sábado, 4 de octubre de 2014

Entrevista a Silvia Vitale y Carlos Ferrari

Hoy quiero compartir una entrevista hecha a los amigos Carlos y Silvia, apasionados observadores de aves, muy conocidos en el ambiente porteño de la ornitología de aficionados y por sobre todo excelentes personas, muy queridas por todos.
A esta entrevista la subí hace ya dos años a mi otro blog Aves Bonaerenses y me pareció interesante publicarla en esta página que abarca a todo nuestro país
  
FICHA
Carlos Ferrari
Lugar de nacimiento: Ciudad de Buenos Aires
Fecha: 11 de marzo de  1955
Estudios: Técnico  Químico Industrial - 4º año de Ingeniería Química
Profesión: Jefe de fábrica en industria metalúrgica

Silvia Vitale
Lugar de nacimiento: Ciudad de Neuquén
Fecha: 21 de agosto de  1951
Estudios: Maestra Normal Nacional
Profesión: Importación - Fotógrafa aficionada

AB¿Cuántos años llevan juntos?
Casi 35 años.

¿Cuánto hace que observan aves y como comenzaron esta afición?
CF: desde pequeño las observaba pero con guías y prismáticos y  junto a SV desde 1985.

AB¿Cuál es su relación con Aves Argentinas?
CF: soy socio desde 1986, trabajé muchas veces como voluntario y actualmente soy miembro de la Comisión Directiva
SV: soy socia de AA y actualmente trabajo como voluntaria en la institución.
Aves Argentinas es una entidad civil sin fines de lucro que trabaja para revalorizar el vínculo de las personas con su entorno natural, brindando un espacio para los amantes de la naturaleza y desarrollando proyectos y actividades de conservación, investigación, educación y difusión.
Objetivo (Misión) 
Identificar y estudiar hábitats de alta prioridad para las especies de aves globalmente amenazadas y promover su conservación.
• Aumentar la conciencia pública sobre la importancia de las aves, sus hábitats y de la biodiversidad en general.
• Estimular la investigación científica ornitológica y la comunicación de sus resultados(extraido de la pagina de AA)

AB¿Cuáles son los sitios más importantes para la observación de aves en nuestro país  que han visitado?¿Cuáles necesitan más protección?
CF y SV: Todos los lugares son importantes por igual, ya que cada uno representa un ambiente determinado, con sus especies asociadas. 
Desde el punto de vista de conservación los pastizales y los bosques por el avance de la frontera agrícola están en un serio problemaTambién la tala indiscriminada para extracción de madera en las selvas del norte, requieren control y atención.
En lo particular (CF), recuerdo muy especialmente el Parque Nacional Calilegua en Jujuy, los valles en la zona de Sierra de Santa Victoria en Salta, y ambientes altoandinos en Catamarca y La Rioja y (SV) el bosque andino-patagónico, todos los parques nacionales, Misiones, etc.

AB¿Qué lugares les gustaría conocer y además avistar aves?
SV: me encantaría volver y visitar más a fondo, las costas del Mar Argentino; la meseta patagónica, especialmente el hábitat del Macá Tobiano; conocer mas aves oceánicas.
CF: algunos lugares de La Rioja, como la Serranía del Famatina; bosques chaqueños en esta misma provincia, algunos ambientes específicos y épocas del año, en la provincia de Misiones y muchísimos otros lugares, ya que en todos lados hay aves.
Pero como todos los viajes los realizamos juntos, probablemente vayamos algún día a todos estos lugares (ojalá se dé).

AB¿Cuál es el estado de conservación de las aves y su entorno en Argentina?¿Ha variado mucho  o poco la diversidad y cantidad de aves desde que comenzaron a observar?
Es una pregunta muy amplia. Hay un trabajo realizado por Aves Argentinas y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable “Categorización de las aves de la Argentina, según su estado de conservación” (2008), donde queda en claro que son muchas las especies de aves que están tanto en peligro crítico, en peligro o amenazadas.
Sin duda en estas últimas décadas el avance de la frontera agropecuaria con la deforestación asociada, los monocultivos como la soja, la introducción de especies exóticas, la pesca comercial sin cuidados para con la fauna, el mascotismo, la caza mal llamada “deportiva” y muchas otras mas, contribuyen a que las poblaciones de muchas especies de aves hayan mermado considerablemente.
Por eso, programas de Aves Argentinas, como el del Macá Tobiano, Pastizales, Aves Marinas y Becas “Conservar la Argentina” son al menos una forma de enfrentar los problemas anteriores.

AB¿Cuántas especies de aves llevan observadas y cuántas fotografiadas? ¿Cuáles son los avistajes más importantes que han realizado en su opinión?
CF: llevo 810 especies observadas y reconocidas por mi, en Argentina.
SV: llevo  fotografiadas 503 especies de aves en Argentina.
Y esperamos seguir adicionando muchas más….
Las más interesantes que hemos avistado/fotografiado son la Gallineta Chica (Rallus antarcticus) el Chorlito de Vincha (Phegornis mitchellii), el Bailarín Castaño (Piprites pileata), el Cauquén Colorado (Chloephaga rubidiceps), el Picaflor Amatista (Calliphlox amethystina), el Pepitero Colorado (Saltator rufiventris), el Albatros Real (Diomedea epomophora) entre muchas más especies que nos gustan también.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Gaviotas

El pasado 10 de junio mientras recorría caminos rurales cerca del río Salado  en el partido de Monte al pasar por un bajo quedé encajado en un huellón con agua y barro fofo.
Luego de llamar para que nos vinieran a auxiliar una linda forma de pasar entretenido las dos lasrgas horas de espera fue tomar algunas fotos.
Rodeando el camino un bajo inundado rebosaba de aves aunque eran todas bastante huidizas. Sin embargo algunas gaviotas capucho café (Chroicocephalus maculipennis) revoloteaban con curiosidad sobre mi y el auto, cosa que aproveché para tomarles varias fotos de cerca. Solían salir volando desde la orilla del agua, dar unas vueltas y retornar. Había varias decenas de ellas en ese campo, en ocasiones solían reñir quien sabe por qué, ya que no pelaban por alimento. Todas presentaban plumaje de reposo sexual.