martes, 4 de diciembre de 2018

Parque Nacional Laguna Blanca (octubre de 2018)

Sigo compartiendo imágenes obtenidas durante mis vacaciones en el mes de octubre, en este caso ya emprendiendo el camino de retorno a nuestro hogar, nuevamente haciendo escala en el Parque Nacional Laguna Blanca.
En esta oportunidad estuvimos bastante más tiempo que en las anteriores que solo nos detuvimos por poco más de media hora, por la rusticidad del ambiente y para no perder demasiado tiempo en la ansiada vuelta a casa luego de unos días que a veces son agotadores de tanto andar recorriendo las bellezas de la zona andina de la Patagonia. Permanecimos en el parque esta vez casi dos horas, donde recorrimos la playa de la laguna, observamos algunas aves, admiramos el paisaje, almorzamos la vianda que llevamos y recorrimos un sendero que lleva a un  observatorio de aves.
Ya la semana anterior nos deleitamos viendo las laderas nevadas de los cerros que componen el cordón del Chachil, que sirven de telón de fondo tanto a la cercana ciudad de Zapala como a Laguna Blanca, en dirección sudoeste. A la vuelta, cuando fuimos al parque  hicimos varias panorámicas desde la ruta y desde el mirador de la entrada.




Llegamos al lugar donde siempre paramos que es una casa de guardaparques con galpón y corral para caballos, allí suelen congregarse aves granívoras que buscan alimento en la bosta de los caballos pero esta vez no vimos casi ninguna, no obstante esas pocas aves se acercaban hacia nosotros cuando sacamos nuestra vianda arriba de las mesas del camping, querían aprovecharse de posibles sobras que eran migas de pan.
Yal negro (Rhopospina fruticeti) hembra

Calandria mora (Mimus patagonicus)

Comesebo andino (Phrygilus gayi) macho

Diuca  (Diuca diuca) macho

Calandria mora (Mimus patagonicus)

Comesebo andino (Phrygilus gayi) hembra

Comesebo andino (Phrygilus gayi) hembra
Una recorrida por entre la vegetación y las rocas para llegar hasta la playa nos dio buenas vistas y algunos pocos avistajes de aves acuáticas, tal vez los pescadores que van a probar suerte de obtener truchas (especie introducida y que trata de ser erradicada) las auyenten sin intención al acercarse al agua.
Macá plateado (Podiceps occipitalis)

Cisne cuello negro (Cygnus melancoryphus)





Luego nos fuimos a las instalaciones con las  oficinas principales  y donde se guardan los vehículos del parque, un lugar al que curiosamente no habíamos visitado a pesar de estar como mucho a 2 km de distancia del otro puesto. Desde allí se puede acceder a un sendero que va a un sólido y resguardado mirador de aves vidriado; ese camino lo hice con mi hija Agustina, mi esposa había decidido quedarse en el auto. Nosotros le dijimos vamos a hacer unos pocos metros para ver plantas pero al final con Agustina hicimos todo el recorrido del sendero que son de más de 500 metros recorriendo sinuosamente la vegetación de la estepa con carteles que debidamente informan al visitante de especies de plantas y su función en el ecosistema. al llegar al mirador nos maravillamos de la bonita vista y me imaginaba observar el paisaje y aves un crudo día de fines de otoño o de invierno, si bien los miradores no son algo que suelo visitar, me gusta más sentir los elementos a la intemperie y poder acercarme más a la flora y la fauna,






Luego de esa recorida por el sendero inmediatamente partimos hacia el Parque Nacional Lihué Calel donde haríamos escala para pasar la noche, aunque nos aguardaba un tiempo lluvioso, pero esa será la última crónica de nuestras vacaciones y la compartiré en los próximos días.

Temas relacionados
Parque Nacional Laguna Blanca
Pájaros del corral de Laguna Blanca
Parque Nacional Laguna Blanca (abril de 2017) 
Parque Nacional Laguna Blanca (abril de 2015) 
Unicolores en Laguna Blanca

sábado, 1 de diciembre de 2018

Ruta de los 7 lagos (octubre de 2018)

A mediados de octubre disfrutando  de una semana de  vacaciones  en San Martín de los Andes decidimos salir hacia la ciudad de Villa La Angostura, recorriendo un tramo de la mítica ruta 40 conocido como camino de los 7 lagos, un trayecto de unos 120 km que atraviesa una de las partes más bellas del territorio nacional, un camino algo sinuoso con bellísimos paisajes, que atraviesa dos parques nacionales contiguos: el Lanín y el Nahuel Huapi. Hoy en día y desde hace pocos años está pavimentado de un extremo al otro.
El día se presentó no muy alentador, con algo de llovizna y nubes bajas que cubrían las cimas nevadas de los cerros circundantes, no obstante siempre es un placer hacer ese camino que ya transité varias veces.
No pude ver demasiadas aves aunque disfruté mucho del viaje familiar, solo en un punto había muchos pájaros, era el mirador Inalco que da al lago Nahuel Huapi ya llegando a Villa La Angostura, alguien había dejado gran cantidad de semillas que eran conumidas por un nutrido grupo de aves granívoras.
Pasando del PN Lanín al PN Nahuel Huapi

Cascada Vuliñanco


Tramo de la Ruta 40

Remolinera araucana (Cinclodes patagonicus) a orillas del Pichi Traful

Lago Hermoso

Tordo patagónico (Curaeus curaeus) comiendo semillas en el mirador Inalco
Ya en Villa La Angostura hicimos un breve recorrida por la ciudad, comimos en un restaurant y luego fuimos hasta el Parque Nacional Los Arrayanes, un pequeño parque que comprende la península de Quetrihué. Solo anduvimos por la parte del istmo que tiene poco más de 100 metros de ancho, donde hay un área recreativa y están las instalaciones y oficinas del pequeño parque famoso por su bosque puro de arrayán (Luma apiculata) en su extremo sur. Entre las aves había peutrén, ratona común, fio-fío silbón, zorzal patagónico, rayadito, remolinera araucana, picaflor rubí y picolezna patagónico; la mayoría andaba alto en el dosel o se escondía en el follaje, solo un puñado de fotos logré aunque no estaba específicamente de fotógrafo de aves sino disfrutando en familia del lugar.







Rayadito (Aphrastura spinicauda)

Quintral (Tristerix corymbosus)

Zorzal patagónico (Turdus falcklandii)

Quintral (Tristerix corymbosus)



Sendero en el bosque

Luego de disfrutar un tiempo de descanso y aire fresco a orillas del Nahuel Huapi en el istmo volvimos sobre nuestros pasos rumbo a San Martín de los Andes, no sin antes hacer otra parada en el mirador Inalco, concentrándome un poco más en las aves granívoras, obteniendo mejores resultados esta vez. Luego vinieron algunas panorámicas más de las que muestro en total unas pocas y finalizando un aguilucho común que era acosado por un carancho que lo sobrevolaba agresivamente; algunas de las aves que fotografié serán mostradas en otras publicaciones futuras, ahora solamente muestro algunas fotos para ilustrar el viaje.
Cabecitanegra austral (Spinus barbatus) macho


Cabecitanegra austral (Spinus barbatus) hembra

Comesebo patagónico (Phrygilus patagonicus)

Lago Correntoso

Aguilucho común (Geranoaetus polyosoma)